¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!
Salmos 133 : 1
 El Ministerio Filadelfia se levantó a la voz de Dios en el año 2010 para cumplir la misión de Atalaya y definir la función correcta del Cuerpo de Cristo para un crecimiento adecuado, como representación de Dios en la visión profética de los tiempos finales. En esta visión se levantan los primeros obreros del Ministerio, siguiendo la Sana Doctrina y entendiendo que la palabra de Dios implantada formará a Cristo en nosotros en un Gobierno Interno, actuando según su voluntad; bajo el cumplimiento profético de una generación que será el remanente que no doblará sus rodillas, ante la apostasía profetizada para estos últimos tiempos (2 Timoteo 4:1-5). En Filadelfia se recibe la preparación y doctrina de Cristo en el poder de su Cruz, así como la negación del hombre viejo, para alcanzar la madurez necesaria que nos convertirá en trigo de cosecha para Dios. En ese sentido, la visión y misión del Ministerio es la preparación de un pueblo en Espíritu y en verdad, convirtiéndonos en una milicia que actuará correctamente en estos tiempos peligrosos que se avecinan. Nuestra misión es quitar los obstáculos personales, (nuestro Yo), para levantarnos y esforzarnos y actuar, saliendo del leudamiento del sistema farisaico, como un pueblo que en pureza y santidad podrá ser un instrumento valioso en las manos de Dios, donde genuinamente demostrará que el llamado de “ser uno solo” es aquel cuerpo que verdaderamente puede obtener la victoria final mencionada en Apocalipsis 12:11. Sobre el MINISTERIO FILADELFIA
 Como ministerio misionero y escatológico identificamos los tiempos finales, a través de la visión dada por su Espíritu para actuar. En este llamado, como Ministerio Atalaya, está el de la Reforma, acción necesaria para la iglesia del siglo 21, que vive en la culminante etapa de la apostasía, siendo luz y al mismo tiempo Filadelfia (amor fraternal), para nuestros hermanos. Nuestro deseo de “ser uno solo” es la respuesta y evidencia de la gloria de Dios en nosotros, y el testimonio ante el mundo de que Cristo opera, a través de nuestro Ministerio. A partir de este punto toda misión será cumplida a la voz del Espíritu de Cristo, que opera en nosotros. Nuestro avance espiritual dependerá de la pureza del Evangelio que estemos escuchando: 1 Timoteo 4:16 “Ten cuidado de ti mismo y de la enseñanza; persiste en ello; pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren”; 1 Pedro 2:2 “Desead como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra, para que por ella crezcáis para salvación’’. No es tiempo de dar vueltas, ni jugar con actos proféticos ni mucho menos recrearnos en rituales, al contrario, es tiempo de accionar genuinamente a través de una vida que evidencie a Cristo. “Los propósitos y planes de Dios son nuestra prioridad”, ya que cumpliendo sus designios, que son más altos que los nuestros, avanzamos preparados como una novia sin mancha y sin arruga ante la inminente segunda venida de nuestro Señor, según el Espíritu dice: “¡ven!”, para así dar inicio al Gobierno Mesiánico de nuestro Señor Jesucristo.

 

2017-2018 Ministerio Filadelfia

©

INICIO REDES SOCIALES Nosotros facebook Menú YouTube DONAR twiter Instagram google + Predicas Sound Cloud Calendario Blog Spot Contactos
Todos Los Derechos Reservados Ministerio Filadelfia
Gregorio Makridis