Desde el Púlpito Resumen de la Predica
CARNE Y ESPIRITU: Frontera entre el gozo y la tristeza. Jueves 29 marzo 2018  Se incentiva mucho a los hijos a estudiar, prepararse secularmente, cosa que no es mala, más es un incentivo a la propia confianza. En el Edén satanás incentivó a Eva a confiar en sí misma quitando la confianza en su creador , esto hizo que tanto ella como Adán se vistieran luego de su vergüenza. A partir de ahí se elevó el alma humana como soberana de la existencia y allí habita la actitud carnal que nos susurra: "no necesitas a Dios" perjudicando así nuestra vida (Jeremias 2:13). Dios está diciendo que El es la fuente y que ellos se están autopreservando en sus medios, de la misma forma como pasó con Babel, donde buscaron su propia elevación. Dejar a Dios por la autosubsitencia es manifestación de la carne, el árbol de la ciencia, siendo la carne la cisterna rota por cuánto existe tanto vacío, pero la fuente de agua viva es el árbol de la vida, es el espíritu de Dios, es Cristo... La serpiente no le dijo a Eva "cree en mi", sino que: " serás como Dios" cosa que centra la historia humana en el propio saber, en su propia verdad y esto ha degenerado en que no hay una verdad absoluta, sino relativa llevándonos a fracasos y planteos de diversas teorías en la vida. ...Los errores No enseñan nada, quien enseña es el árbol de la vida. Cometemos los mismos errores siempre, por partir de ellos para supuestamente aprender, pero este no es el guión que nos ha de regir; el guión original ES EL ÁRBOL DE VIDA. Jesús nos ha dicho "ENTREN", "VENGAN", el nos llama a la intimidad con Dios, comer con El, recibir de El, depender de El, clamar en su presencia, ir a la comunión con El y no cometer los mismos errores... Muchos dicen no arrepentirse de sus errores pues estos le han "enseñado", pero esto es una filosofía carnal que no permite al hombre ser lleno de sabiduría, perdiendo así el auténtico conocimiento del espíritu (Filipenses 3:1). cuidémonos de esto porque es estar en la carne y no en el espíritu. El valor de nuestra alma es grande, somos en Cristo mayordomos de la naturaleza divina,lo que Dios piensa lo hace a través de nosotros los mayordomos de la vida increada, este es el estándar del hombre regenerado. Los fallos y fracasos fueron al principio deseables, como el fracaso de Eva (Génesis 3:6). Este árbol se presentó como ayuda, como árbol de vida que daría adelanto y así de engañosas son las obras de la carne (2 Corintios 11:3). Antes de la aparición de la serpiente Eva no miraba la fruta hasta que esta le incentivo a verla. La tentación alcanza primero al cuerpo, después al alma donde está el deseo de la aceptación ( podemos huir del sentir, más es difícil huir de ser aceptados) ; luego alcanza el espíritu del hombre dónde está el dominio y conciencia donde nos convertimos en soberbios y orgullosos creyendo estar bien más estar perdidos.... La naturaleza carnal es la vida que se ha vendido a la serpiente aliada con el pecado , hacer las cosas en la carne es aliarse con ella. Este dominio comienza en la mente (Romanos 8:6) donde está el potencial en el que descansamos, la confianza a la carne (Filipenses 3:4,5). Cuando entramos en una propia denominación religiosa entramos a la confianza en la carne de forma aparentemente espiritual, esto es lo mismo que confiar en nacionalismo, carrera, preparación, son eslabones carnales que mantienen la confianza en sí mismo, en la carne , pero hay una mayor confianza que garantiza la victoria (Filipenses 3:7) Cristo quien se nos da al desestimar todo esto, El es la vida, el camino estrecho, donde el placer y gozo carnal es nada, El es la perla de mayor valor que obtenemos al negarnos a nosotros mismos... Hablamos de libre albedrío pero el tal no existe desde que se comió del árbol de la ciencia que influye continuamente en nuestro actuar el cual si no se sujeta a Cristo será llevado a muerte (Romanos 7:19-25) Ese poder de la carne es a causa de la traición del pacto entre Adán y Dios , de ahí que el pacto en Cristo es renovado para el poner su ley en nosotros y así conducirnos espiritualmente más allá de la religiosidad y no por la ley de la serpiente, nuestra carne que es la ley del mal (Salmos 51:5-11; Romanos 7:14-24). Puede que tengamos deleite en Dios, en su palabra, en sus asuntos más seguir sujetos a la ley de los miembros viviendo presos del engaño. Esa es la carne, nuestro cautiverio y allí no hay felicidad alguna pues la felicidad jamás puede ser esclavizada. Operamos y escogemos en la vida según una ley sea carnal o espiritual jamás hallando satisfacción, gozo, paz y plenitud en la ley de la carne. Cada vez que se decide por la carne se decide mediante un sentido de prisión y toda elección en ella y sus resultados serán iguales , pero solo escogen bien los libres, aquellos libertados del pecado. El carnal es sordo, no escucha la ley espiritual y necesitamos ser libres de esto para disfrutar de verdadera felicidad andando por el espíritu oyendo la voz de Dios...El sordo en su entendimiento es un inmaduro y esto es un grave problema que afecta a las iglesias que buscan sólo actividades, mas no escuchan, no aguantan la palabra de Dios, lo que hace que no actúen en el espíritu y que escojan mal en todo (1Corintios3:1). En la carne no se puede comprender , todo será difícil mientras ella impere, por esto pidamos al señor ser espirituales para tener correcta escogencia en todo. La carne es una ley incorporada para el fracaso del hombre ,la iglesia no está llamada a vivir en este fracaso. La carne no se mejora, sino que vamos a Cristo para cambiar al 100 % de naturaleza mediante la participación de la cruz; como esto causa tristeza a la carne el diablo astutamente infiltró el entretenimiento el cual es enemigo de la cruz. Sólo la cruz es la puerta al espíritu para una vida de gozo y paz... El religioso expresa una figura exterior, se viste de actividades, de supuestos dones y aparente gozo que no son más que carne. Más el verdadero gozo es la convicción del control de Dios en mi vida (Romanos14:17). Nuestro rol divino como imagen de Cristo define nuestra felicidad en cualquier circunstancia (Filipenses 4:11; Hebreos13:5; 1 Timoteo 6:8)... No necesitamos "tener para Ser", esta no es la felicidad, debemos primero Ser en Cristo para así obtener la verdadera felicidad y ser verdaderamente enriquecidos (2Corintios 6:10). La clave es negarse uno mismo, la cruz es el medio, el pan que da la vida victoriosa, esto es andar en el espíritu a pesar de la aflicción... Por medio de su pobreza llegamos a ser ricos, esto es que por su sacrificio, por su cruz somos plenos en el espíritu. Esto no es lo que el falso evangelio de prosperidad predica lo cual no trae plenitud ni felicidad sino muerte ... Según los estándares divinos jamás el hombre carnal es feliz; es paradójico que nuestra felicidad empieza con fuego y martillo de Dios, el rompe la petrificación del corazón para darnos el corazón del nuevo pacto y despedaza las fortalezas de la vida carnal... La esencia del espíritu santo es gozo, si no estamos seguros de en quién confiamos el gozo no vendrá, pero el es fiel y da su gozo mediante la purificación santificación y justificación. La felicidad es del alma liberada de todo lo que la apartaba de Dios (Salmo 51:6-10). No hay gozo completo sin paz , Dios da gozo porque da paz y esta es la plena seguridad, el beneficio vivificante que viene al ser justificados en Cristo, este es el evangelio de la cruz. Cuando no hay paz se cuestiona todo hasta el gozo, pero hablar de paz verdadera es hablar de la retribución del espíritu en nuestra vida. ¡Ayúdanos señor a ser mansos y humildes sabiendo que haz vencido la carne y nos haces vencedores al habitar en completa paz por el espíritu en verdadero gozo!
ESTUDIOS Y MEDITACIONES
Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y diligentemente las enseñarás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.
Deuteronomio 6 : 6 - 7

 

ARCHIVO DE RESÚMENES ANTERIORES.
- NADIE CONOCEMOS EN LA CARNE: Comunicación Espiritual. - La ruta que nos llevara a la estatura del varón perfecto.
- No solo de pan vive el HOMBRE: Deuteronomio 8. - La disciplina determina nuestro DESTINO. ( 1 Parte )
- PARABIOSIS DIVINA: Cambios divinos por la humillación del desierto. - El juicio comienza por la CASA. ( 2 Parte )
- ACCIONES INSEPARABLES por nuestra identidad. - Transformación que produce AUTORIDAD, DIRECCIÓN Y VICTORIA.
- El DON de Esperar en Dios,es librarse de todas las AFLICCIONES. - Una transformación para concebir SUS PLANES.

 

2017-2018 Ministerio Filadelfia

©

INICIO REDES SOCIALES Nosotros facebook Menú YouTube DONAR twiter Instagram google + Predicas Sound Cloud Calendario Blog Spot Contactos
Todos Los Derechos Reservados Ministerio Filadelfia
Gregorio Makridis